PLANES DE TRABAJO 6º

Para llevar a cabo los Planes de Trabajo es imprescindible la asamblea de clase, pues en ella se discuten y aprueban las nuevas actividades sugeridas y que se van incluyendo en el Plan de Trabajo. Se tienen en cuenta los intereses del alumnado, sus preferencias e inquietudes a la hora de elaborarlo. Ello supone un proceso de análisis, de revisión y debate constante que lleva al crecimiento y fortalecimiento del grupo – clase tanto a nivel personal como organizativo.

Los Planes de Trabajo no son una simple técnica más, sino que encierran una filosofía: favorecen el compromiso y la autoorganización (qué van a hacer, cómo, el control del tiempo, etc.); la autoevaluación, el trabajo en grupo, la autoestima (porque se hacen unos compromisos de mejora y se avanza continuamente); el respeto a la diversidad, (ya que cada alumno/a avanza a su ritmo y se compromete en la medida de sus posibilidades)…

En nuestra aula se da en un marco abierto, creativo, de democracia participativa, donde se da la palabra a mis alumnos y alumnas y la asamblea es el motor generador de la organización de nuestra clase.

Finalmente, para resumir el auténtico significado de un Plan de Trabajo, Celestín Freinet  escribió lo siguiente:

“No hay auténtico plan de trabajo si no hay participación, formulada o no, motivada por la vida, aunque solo sea afectivamente, si los interesados no lo eligen y aceptan. Sin esa doble condición, podrá haber una distribución del tiempo aparentemente beneficiosa, podrá haber reglamentación, racionalización. Pero nunca habrá un Plan de Trabajo”.