Planes de trabajo 4º

Los Planes de Trabajo, también llamados contratos de trabajo implican un compromiso y suponen una negociación entre mis alumnos y alumnas.

Para llevar a cabo los Planes de Trabajo es imprescindible la asamblea de clase, pues en ella se discuten y aprueban las nuevas actividades sugeridas y que se van incluyendo en el Plan de Trabajo. Se tienen en cuenta los intereses del alumnado, sus preferencias e inquietudes a la hora de elaborarlo. Ello supone un proceso de análisis, de revisión y debate constante que lleva al crecimiento y fortalecimiento del grupo – clase tanto a nivel personal como organizativo.

Los Planes de Trabajo no son una simple técnica más, sino que encierran una filosofía: favorecen el compromiso y la autoorganización (qué van a hacer, cómo, el control del tiempo, etc.); la autoevaluación, el trabajo en grupo, la autoestima (porque se hacen unos compromisos de mejora y se avanza continuamente); el respeto a la diversidad, (ya que cada alumno/a avanza a su ritmo y se compromete en la medida de sus posibilidades)…

En nuestra aula se da en un marco abierto, creativo, de democracia participativa, donde se da la palabra a mis alumnos y alumnas y la asamblea es el motor generador de la organización de nuestra clase.

Finalmente, para resumir el auténtico significado de un Plan de Trabajo, Celestín Freinet  escribió lo siguiente:

“No hay auténtico plan de trabajo si no hay participación, formulada o no, motivada por la vida, aunque solo sea afectivamente, si los interesados no lo eligen y aceptan. Sin esa doble condición, podrá haber una distribución del tiempo aparentemente beneficiosa, podrá haber reglamentación, racionalización. Pero nunca habrá un Plan de Trabajo”.

2 pensamientos en “Planes de trabajo 4º

  1. Los papás sabemos el “trabajo extra” que conllevan los planes de trabajo, pero cuando ves que acaba el curso y están encantados porque en cuarto vayan a tener más planes de trabajo, qué puedes hacer? Sonreír porque cuando las cosas se hacen bien, el trabajo es poco y se hace con ilusión, no como obligación y cuando escuchamos a Laura las cosas que se le ocurren tan complejas para el plan de trabajo de plástica por ejemplo … es una alegría inmensa ver la motivación y las ganas de participar en todo lo que incumbe a su aprendizaje y que gracias a los planes de trabajo tengan la opción a ello nos parece un gran acierto.
    Lo de las asambleas debería ser obligatorio por ley, al fin y al cabo, quién mejor que ellos para saber y expresar lo que quieren y llegar a un acuerdo democráticamente.

    • Muchas gracias por vuestro comentario mamá y papá de Laura. Los planes de trabajo representan un contrato, donde tanto el alumnado como el profesor/a se comprometen a llevar a cabo un trabajo que se ha debatido y consensuado democráticamente en la asamblea. Es esencial darle voz y voto a nuestros niños y niñas, pues son ellos los principales protagonistas de la escuela. Hablar, debatir, llegar a acuerdos juntos nos hace ser mejores personas y ser más exigentes con nuestro propio trabajo, pues no se ha impuesto sin más, sino que ha sido una decisión conjunta y por ello debemos dar todo nuestro esfuerzo para no defraudarnos a nosotros mismos ni a nuestros compañeros/as ni maestros/as.
      Teacher Sonia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s