MENSAJES POR LA PAZ

Rafael Alberti

EL MENSAJE

Carlos Castillo Torcuato

Queridos amigos:

Os escribo desde El Ejido. La paloma que dibujó Rafael Alberti nos ha dado un mensaje. Con esta carta, os quiero decir que como nosotros tenemos algo para comer y un techo bajo el que vivir, vosotros también deberíais tenerlo, por eso hemos hecho una recaudación de alimentos. La clase de 3ºC quiere que se acaben las guerras. No es importante conquistar otros países. ¡Queremos que haya paz y felicidad en el mundo!

Un beso,

Carlos.

WANDA EN ÁFRICA

Lucía Moreno Morales

Wanda es un hada que visita niños pobres y es muy solidaria. Hoy va a ir a Etiopía porque hay muchos niños que mueren de hambre. Wanda ya estaba en el avión que llegó al país a las 17:15h. Encontró a Malik que le condujo a su escuela.

Allí leía, escribía y aprendía. Pero pasaba mucha hambre. Wanda les dio cuatro barras de pan, siete lechugas, catorce tomates y diez zanahorias. Malik anunció lo ocurrido y todos fueron a comer. Hicieron un gran banquete. Sala, que era la madre de Malik, estaba muy contenta. Malik estaba feliz, pero no tenía ropa. Por suerte, Wanda había tejido ropa para ellos de todas las tallas. Wanda creyó que era el momento de irse. Malik por fin tuvo comida y algo para vestir y fue feliz.

LA ALDEA FELIZ

David Téllez Sánchez

La aldea feliz era un pueblo que siempre estaba feliz. Todos se ayudaban. Un día un hombre que era muy malo llegó a la aldea. Pegaba siempre a todo el mundo. Un día, el rey se hartó y le dijo a ese hombre:

– ¡Basta ya! En esta aldea todos somos felices. No tienes por qué venir a estropearlo todo.

El hombre se dio cuenta de que estaba molestando en la aldea y decidió marcharse. El rey se sintió mal al verle marchar, pues sabía que estaba muy solo, así que decidió ir a buscarlo y pedirle que se quedara en la aldea a vivir, pero con la condición de que no podría pegar a nadie y prestar sus cosas a los demás.

EL MUNDO DE LA PAZ

Ángeles Ramos García

En una ciudad llamada La Paz había gente disfrutando de la paz, pues la guerra solo ponía a las personas en peligro. El mundo de la paz alegraba a todo el mundo y los niños y niñas disfrutaban de sus colegios y tenían ropa, zapatos, etc.

La gente que vivía en el mundo de la guerra decidió abandonarla y unirse al mundo de la paz, enterraron las armas para siempre y la guerra dejó de existir. Todo gracias al mundo de la paz.

EL LIBRO DEL AMOR

Andrea Ramírez Gómez

Erase una vez un niño llamado Raúl, ese niño no tenía familia porque habían muerto. De repente, vio una luz muy brillante, se acercó a ella y vio a una señora sonriendo. El niño le preguntó a esa señora quién era.

– Soy el hada del amor- dijo sonriendo.

– ¿Qué haces aquí? – preguntó Raúl secándose las lágrimas.

El hada le susurró algo a su varita…

– ¡¡¡Razamazu!!!

Raúl se preguntaba qué había hecho el hada del amor, pero miró a su alrededor y vio el pueblo con los mercados abiertos, los caballos comiendo paja, las mujeres cocinando y los pájaros cantando. Raúl escuchó la llamada de su madre. Estaba ahí, no se lo podía creer. El hada le guiñó un ojo y Raúl vivió feliz para siempre.

LA PAZ

Marta Oliver Ramírez

La Paz en el mundo es muy importante, porque sino hay paz habrá guerra y la guerra es muy mala. Con ella muere mucha gente. La paz es importante para que todos nos llevemos bien y no nos peleemos, para que no nos insultemos. La paz sirve para ser amables, para ayudar a los que más lo necesitan…

El día de la Paz nos tenemos que llevar bien y ser comprensivos, pues si nosotros estuviéramos en una situación de pobreza, seguro que habría personas que nos ayudarían.

LA PAZ DE LA CIUDAD

Silvia Morón Mateo

Era una ciudad que se quería, que si no se pedían permiso para coger algo no se peleaban y también se perdonaban. Era una ciudad con paz entre las personas, pues se querían y amaban como si fueran una familia. El pueblo se llamaba El Ejido. ¿Os gustaría vivir así? A mí sí. Debería ser así en todos los pueblos, ciudades, etc. Si fuese así en todos los lugares de la Tierra, los niños y niñas serían más felices y las ciudades tendrían más paz. Así debería ser el lugar donde vivimos.

DESEO QUE SE ACABEN LAS GUERRAS

Kevin Salmerón Morozova

Si las guerras se acabaran ya nadie moriría. Tendríamos amor y paz y en los países en guerra no se matarían los unos a los otros. Deseo que las armas no existan y que los niños y niñas vivan con su familia y tengan mucha felicidad.

LA PAZ EN ÁFRICA

Jesús Carreño Villegas

Hola, soy Jesús. Os quiero decir que deseo que se acaben las guerras. Estamos recogiendo alimentos para vosotros, así que no os preocupéis. ¿Os cuento una historia? Había una vez un niño que vivía en un país como el vuestro, pero un día descubrió la paz. Fue tan feliz, que contagió toda esa felicidad a todos los habitantes de su país y nunca más hubo guerra allí.

LA PAZ ES MARAVILLOSA

Jorge Cantón Martínez

Había una vez un pueblo que estaba en guerra. Un día, un niño llamado Mohamed descubrió un tesoro llamado LA PAZ. Estaban en mitad de la guerra, entonces señaló a la paloma de la paz,, pero no miró nadie, tan solo los pobres y la siguieron hasta donde había comida. Otra vez señalaron la paz y lo lograron. Nadie más hizo la guerra y no volvieron a ser pobres.

LA LIBERTAD

Helio Vega Fernández

En un país donde había mucha guerra cada día muchísima gente moría. Hasta que un día pararon las guerras, volvió la luz, la paz y la armonía. Los niños comían y comían, eran felices y construyeron colegios. Cada día la gente estaba más alegre y ya nunca más hubo guerras en el país.

AYUDAMOS A LOS POBRES

Jorge López Fernández

Sé que los pobres sufren mucho, pero nosotros estamos intentando ayudarles mandando ropa, comida y juguetes. También estamos construyendo casas, hospitales y colegios. Esperamos que se acaben las guerras porque cada día mueren personas, niños y les destruyen sus edificios. Desde aquí nos estamos esforzando mucho y esperamos que haya paz en el mundo y así será mucho mejor para todos.

PAZ

Adrián Robles Marte

Hola, me llamo Adrián. Os escribo esta carta para que se acaben las guerras. Los bomberos y nosotros os vamos a traer comida para no paséis hambre y también una paloma os visitará y os traerá paz.

SONIA EN LA SABANA

Paula Ruiz Codina

Sonia era una pequeña niña que vivía en la sabana. Un día empezó una guerra y el jefe convocó a todo su ejército para matar a todos los niños y niñas. No lo consiguieron, pues había un niño que convenció a todo el mundo que la paz existía. Así se acabaron las guerras y todos fueron felices para siempre.

HISTORIA: LA PAZ

Daniel Lirola Samorukov

Hola, soy Daniel. Tengo 8 años. No os preocupéis, pues estoy seguro que ya pronto vendrá vuestro presidente y terminará la guerra. Van a venir muchas personas que os ayuden, os den comida y que os curen. Así que alegraos porque os voy a contar una historia.

¿Sabéis que la paz es muy importante para que no haya guerra? Si en vuestro país hay guerra tenéis que escuchar esta historia. Una vez un pueblo estaba en guerra. Pero todas las personas se escondieron. El presidente declaró la paz y nunca más hubo guerra ni peleas. Todos fueron felices para siempre.

Anuncios

4 pensamientos en “MENSAJES POR LA PAZ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s