Jesús Carreño

EL MONO TONTO

Erase un bebé que practicaba a balancearse  por los árboles. Un día se tropezó de una liana y aterrizó en una cabeza de rinoceronte. Descendió justo en el cuerno y se pinchó en el culo. Se enfadó y tuvieron una pelea. El mono salió muy herido y se cayó al río. No sabía nadar y descendió hasta una cascada. Finalmente sobrevivió.

EL MONTE

Ayer fui al monte y encontramos huesos de cabras montesas. Hacía un buen bochorno. Entonces nos bañamos en una piscina y uno de los padres de una niña que se llama Antonia me dijo que el hueso era de un macho.

Jugué con Cristina a la pelota y un león llegó cuando las cabras montesas estaban comiendo. Pilló desprevenidas a tres y se las zampó.

//

Anuncios

7 pensamientos en “Jesús Carreño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s